Reflexiones en torno al Constituyente de la Ciudad de México

 

 

 

 

 

César Alan Ruiz Galicia

 

 

 

 

 

 

 

 

La Fundación para la Democracia reunió este martes 22 de marzo en la Casa de Cultura Jesús Reyes Heroles a dos de las aspirantes a candidatas independientes –Humaya Hernández Gamundi Grijalva y Paulina Arriaga– en vista de la conformación del Congreso Constituyente de la Ciudad de México. En el marco de su participación, dieron cuenta de las dificultades y candados del proceso. Por su parte, integrantes del grupo redactor –Lol Kin Castañeda Badillo, Carlos Cruz y Cuauhtémoc Cárdenas– abundaron sobre las perspectivas, límites y posibilidades del proceso constituyente.

En el encuentro, Cuauhtémoc Cárdenas estableció que el reto de los redactores es presentar un proyecto que incorpore los menores cambios posibles, en vista de que la base de derechos que ya se contemplan en la capital del país supone un marco normativo de avanzada. Sin embargo, considera, “no hay que perder de vista que cuarenta por ciento de los diputados que integrarán el constituyente no serán votados, sino designados”.

Posteriormente, Carlos Cruz, fundador de “Cauce Ciudadano”, compartió que desde su perspectiva, el ejercicio del constituyente puede hacerse extensivo a otros territorios del país, pues la pregunta central que plantea el proceso es: “¿Qué país, que ciudad, que barrio queremos?”. Así mismo, señaló que la Carta por el Derecho de Ciudad puede ser un punto de apoyo para modelar un espacio común digno, no sólo para quienes habitan estrictamente en la Ciudad de México, sino también para las personas que diariamente transitan por ella. “Es necesario pensar en esos actores no reconocidos”, apuntó.

Por su parte, Valeria Hernández Gamundi consideró que el proceso tiene muchas aristas, pero que es indispensable que ante la desinformación predominante, “los ciudadanos volvamos a confiar en los ciudadanos”. Esto en vistas de que “se logre despertar a la población y ganar su atención de aquí a dos años (2018) para potenciar a nivel nacional el proceso que urge para cambiar las cosas”.

Paulina Arriaga, postulante de “Tú Constituyente” hizo hincapié en lo viciado y frustrante de las imposiciones implícitas en el proceso. Para ejemplificarlo, mencionó que un diputado de la Asamblea de la Ciudad de México puede serlo con tan solo 18 mil votos, teniendo además la estructura partidista de respaldo, mientras que una iniciativa ciudadana ha de sortear numerosos obstáculos para lograr el cometido. Empero, para ella, “si el fin de esto es juntar 74 mil firmas, no nos distinguiremos de los partidos políticos a los que criticamos”.

Las conclusiones de la reunión se consignan a continuación:

  • El grupo redactor tiene el reto de mantenerse como un espacio abierto y cercano a las propuestas ciudadanas.

  • En cuanto a derechos, es indispensable ampliarlos, no sólo mantenerlos, considerando los principios de progresividad, justiciabilidad y exigibilidad.

  • La inclusión, el empoderamiento y la planeación han de ser ejes fundamentales del proceso constituyente.

  • Los candidatos independientes pueden realizar una bitácora de retos, dificultades y soluciones, para transmitir su experiencia y robustecer futuros esfuerzos.

  • Hay oportunidades de articular desde diversas organizaciones ciudadanas. Es indispensable disponerse a las posibilidades.

  • Hay que apostar a una batalla por otra cultura política, más allá del individualismo y el corporativismo.

  • Es indispensable la reconstrucción del tejido social y de la participación política.

 

Publicado originalmente en: Tercera vía, el 22 de marzo de 2016

http://terceravia.mx/2016/03/reflexiones-en-torno-al-constituyente-la-ciudad-mexico/