Ciudad de México, aportes al proceso de  elaboración de su Constitución de la Ciudad de México

 

 

 

 

 

 

Instituto de Investigaciones Jurídicas

 

 

 

 

 

 

 

El foro se llevó a cabo en las instalaciones del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, donde participaron diversos personajes de la academia y funcionarios públicos. Entre los principales temas que se abordaron fueron los relacionados con las alcaldías junto con sus atribuciones y conformación,  el proceso de centralización y descentralización de funciones, derechos humanos, pesos y contra pesos, participación ciudadana y recursos públicos.

En materia de Alcaldías se debatió sobre el peligro de convertirse  eventualmente en espacios de cacicazgos si es que  no se organiza o estructura de manera correcta. Debe ser la instancia más cercana a la gente con el fin de mejorar el acceso a los servicios públicos. También se comentó  sobre los recursos limitados con los que cuentan las delegaciones, por lo que uno de los  temas fundamentales que debe tratarse a fondo es la asignación de presupuesto directamente  proporcional a las necesidades de cada nueva demarcación territorial. Así mismo, en materia  de las facultades y alcances de las propias Alcaldías hay poca claridad, por lo que Alejandro Encinas afirmó que prevalecerán las 16 delimitaciones territoriales, las cuales cuentan con 87 facultades que habrá que ampliar y que se tendrán una autonomía relativa.

 

Adolfo Sánchez hizo énfasis en el tema de los derechos de la CDMX, afirmando que deben respetarse  los avances que en materia de DH ya se han ganado y  reconocer qué instrumentos técnicos existen  para identificar  focos rojos de violaciones a derechos humanos cometidos como es el caso de las brechas de desigualdad abismales que existen en la Ciudad.

 

Varios participantes expresaron la importancia de entender, distinguir y definir los diversos conceptos que convergen en el proceso tales como alcaldías, ayuntamientos, cabildos, consejos colegiados, etc., para poder  determinar las competencias y facultades de cada órgano político, para así evitar que se susciten confusiones al momento de redactar la Constitución. De igual manera, se expresó la necesidad de que la planeación metropolitana deba ser discutida abiertamente así como buscar la mejor integración de nuevas demarcaciones territoriales que comúnmente tiende a quedar un poco excluidas de las decisiones de la Ciudad.

 

La existencia de la tensión entre qué centralizar y descentralizar fue un punto que estuvo constantemente presente en la discusión puesto que aún no han sido definidas completamente las competencias en materia de servicios, recursos y facultades entre Alcaldías y Asamblea Legislativa.

 

Finalmente, el tema de la participación política ciudadana tomó importancia significativa ya que se debatió sobre cómo incluir realmente a la población en la toma de decisiones concernientes a la Ciudad, qué papel juegan los comités vecinales o asambleas; de qué manera se construye ciudadanía de gran impacto con formas pedagógicas específicas, y no sólo se reduzca su participación a temas electorales.

 

“Nos vamos a ver obligados a innovar en muchas cosas  en términos de organización, no podemos quedarnos con las estructuras de organización que ya existen en el país”: Muñoz Ledo.