Proyecto de Constitución de CDMX, catálogo de buenas intenciones

Francisco Nieto
2016-10-11

Entrevista a Alejandro Busto Olivares, coordinador del PVEM, confirma alianza de cuatro bancadas para transformar el texto en algo sobrio, coherente y efectivo, nada adornado

La bancada del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y sus aliados en la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México ya construyen una agenda común que buscar mejorar la redacción de lo que será la primera Constitución de la capital.

 

En entrevista con La Silla Rota, el coordinador del PVEM, Alejandro Bustos Olivares, explica parte de los contenidos de las iniciativas que --desde su óptica— harán un texto constitucional más sobrio, coherente y efectivo.

 

El legislador, quien confirma la conformación de un bloque legislativo con Movimiento Ciudadano, Nueva Alianza y el Partido Encuentro Social, hace un análisis del proyecto de Constitución que propuso el Gobierno de la Ciudad de México, el cual ve como sólo un catálogo de buenas intenciones.

 

Adelanta que su bancada impulsará una nueva distribución en el pago del predial, para que parte de ese dinero se quede en lugar donde se efectuó dicho pago y añade que elevarán a rango constitucional la protección animal, la educación ambiental y todo lo relacionado con la sustentabilidad.

¿Qué opinión tienen del proyecto de Constitución propuesto el jefe de Gobierno de la Ciudad?

De entrada quiero hacer una referencia a lo que ha sido la técnica habitual en la construcción de la redacción constitucional de nuestro país. La Constitución General tiene, tal vez, el record de más reformas en el mundo.

 

Los partidos políticos que han formado el constituyente permanente han ido llevado a la Constitución a un nivel de profusión y de detalle que ha perdido su categoría de principios generales.

 

Mucha de esta problemática es por la falta de confianza entre los grupos parlamentarios y con tal de amarrarse unos con otros, lo que debiera disponerse en leyes y reglamentos, lo llevan hasta el nivel constitucional.

 

Y lo hacen, en principio, para que no haya defensa de los ciudadanos a lo que ellos disponen, porque es de explorado derecho que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha determinado que en contra del texto constitucional no cabe ningún recurso, ni amparos, ni recursos de inconstitucionalidad, ni controversias, de tal manera que al llevarlo ahí, lo saben los actores políticos, nadie podrá cambiarlo.

 

Pues esa técnica la vemos reflejada en el proyecto de Constitución propuesta por el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

 

Ahora no fueron los grupos parlamentarios, porque apenas estamos trabajando; fueron los diferentes grupos tanto políticos, como de distintas corrientes filosóficas, económicas y jurídicas que participan en la vida política de la ciudad.

 

Ellos vinieron aportar una serie de ideas y me parece que la forma en que está hecho este proyecto pretende complacer a todos, poniendo un poquito de todo en cada uno de los preceptos.

Esto hace que el proyecto sea profuso, con una gran cantidad de temas mantenidos con una exacerbación de detalle y con aseveraciones grandilocuentes que finalmente no tienen ningún contenido jurídico y no tienen una aplicación práctica y operativa. Esto dejó de lado lo que puedo haber sido un texto sobrio, de principios y de carácter inmutable.

 

Las consecuencia a todo esto es que el texto propuesto trae cuestiones que pasaran de moda o que no cubrirá con las necesidades de la sociedad y al aprobarla vamos a empezar con reformas a la Constitución capitalina.

 

¿Cuál sería un ejemplo en estos temas que pasarán de moda?

 

Lo vemos en los temas de igualdad y de perspectiva de género, pues ponemos el uso de las calles con perspectiva de género. Tan sencillo es decir --y con mucha claridad-- que se garantizará el derecho de todos los ciudadanos al uso de la vía pública.

 

Con esas simples palabras cubres todo y ya en la ley te vas al detalle que se requiere y en reglamento aún más.

 

En ese sentido, la forma en la redacción del proyecto requiere que la vayamos adelgazando, de manera que sea principista, que contenga todos los derechos inmutables, que no pase de moda y que permita –como otras constituciones— permanecer con enunciados completos que orienten desde el punto de vista político-social, desde el desarrollo económico y sustentable, las grandes decisiones, respetando derechos y los límites del poder.

 

También queremos señalar que también compartimos propuestas del Jefe de Gobierno, pero insistimos, se tienen que plantear de una manera sencilla, en español llano, que lo pueda leer y entender el ciudadano.

¿Entonces ven que es una carta de buenas intenciones?

Sí, y muy adornada, lo que hace perder la idea principal. La técnica de una Constitución debe ser sobria, deber ser una declaración de principios, algo que no cambie día a día y que se considere como un pacto social.

 

La Constitución es como el sistema nervioso que, desde el punto de vista jurídico, le da vida a la estructura políticamente organizada, por lo que debe establecer con claridad su funcionamiento, en aras de garantizar y hacer efectivos los derechos que consagran.

En cuanto a los derechos y a la forma que éstos se garantizaran o a pagar, ¿el PVEM qué está viendo?

 

Tienen que reconocerse todos los derechos… pero hay que ser responsables con el tema presupuestal. Un catálogo de derechos, en el que se prometen muchas cosas, no tiene un sustento económico real, por lo que es inviable.

 

Si hoy no alcanza en lo que se tiene y ahora se le suman más que se señalan en el proyecto, vamos a tener dos temas: no seremos responsables con el gasto público, no se podrán garantizar estos derechos, y la Constitución perderá prestigio y vigencia, y será un catálogo que jamás llegarán a un beneficio real.

¿Qué propone el PVEM?

Nuestras propuestas siempre contemplan una disciplina y su responsabilidad presupuestal, así como su progresividad de todos esos derechos, pues se tiene que ir diciendo cómo se construirá y cómo se garantizarán.

 

Estamos preparando una iniciativa para incentivar a los administradores públicos eficientes y a los contribuyentes cumplidos; vamos a impulsar que el impuesto predial tenga una distribución equitativa, para que una parte de su presupuesto se aplique directamente en la alcaldía donde se aportó el pago, otro en la localidad especifica donde se hizo la aportación y otro a nivel de gobierno central.

 

Queremos evitar que a grandes extensiones, en las delegaciones, se les condene el pago del predial, pues mucho del gasto se destina a dar servicios a esos lugares, como es el caso específico de Iztapalapa.

 

Tantos a los administradores eficientes, que serán los alcaldes, como a los contribuyentes cumplidos deben tener un incentivo en el cumplimiento de sus obligaciones y que éstos se vean reflejados en sus lugares de residencia.

 

Esta es una propuesta que originalmente la propuso Luis de la Calle, a nivel federal, pero insistimos, si queremos tener fondos para sustentar el gasto público y los derechos, éstos tienen que venir de un lado y creemos que el mejor incentivo para que la gente pague impuestos y que se vean reflejados en servicios.

¿Qué se necesita para que el Constituyente pase de las discusiones ideológicas, a debates técnicos?

 

Morena han planteado en todas las sesiones el tema de los designados, así como posiciones complemente ideológicas, sin embargo ya están presentando sus iniciativas, lo que se considera un avance.

 

La sesión de este miércoles, cuando se trate el tema de las comisiones, su conformación y su instalación, servirá mucho para la discusión ya se centré en los temas técnicos.

 

Y aquí nuevamente vamos al principio, porque no se podemos llegar con redacciones rebuscadas, con muchas florituras y un montón de expresiones huecas, sin aplicación, ni contenido jurídico, o aplicación práctica.

¿Hay tiempo?

Es un tiempo cortísimo, incluso para el procesamiento del trabajo, sobre todo si le sumas todas las cuestiones ideológicas y exógenas de los grupos parlamentarios, pero somos muchos ciudadanos que estamos ahí con el interés para que la Asamblea procese el trabajo y deje una Constitución que le sirva a la sociedad. 

 

En ese aspecto, desde la campaña hemos planteado que exista un recurso, ágil e inmediato para los ciudadanos que sientan que sus derechos han sido vulnerados, sean reparados.

 

Otro tema de la mayor importancia es el relacionado con la planeación de la ciudad, la cual creemos no son de corto plazo, por lo que propusimos una planeación a 25 años y el artículo 20 del proyecto de Constitución lo estableció en 20 años, lo que nos parece muy bien y la vamos acompañar con una iniciativa en materia de licitación y obra pública.

 

Todo estos elementos que toca el proyecto y lo compartimos a fondo, lo propusimos nosotros y qué bueno que lo tomó el proyecto y vamos abonar en que haya una redacción muy clara, principista y que señale con claridad al legislador como queremos que se regulen todas estas leyes.

Para ganar batallas necesitan votos y todo indica que ya se construyó una coalición entre cuatro bancadas, incluida el PVEM.

Es correcto. Logramos que se estableciera el voto representativo. Aquí nosotros no vemos mayorías, más bien hay 10 minorías y cualquier requiere, al menos otros tres grupos parlamentarios para construir mayorías.

 

Nos hemos unido Nueva Alianza, MC, el PES y nosotros, el Verde, con la idea de hacer fuerza y permitir que se escuche la voz nuestra.

 

En esta agenda común, el Partido Verde tenemos una vocación con la parte ecológica de la ciudad y tenemos visiones que compartimos como es caso del equipamiento urbano o sustentabilidad.

 

En el PVEM, tenemos iniciativas que tienen que ver con educación ambiental; tenemos el tema relacionado con el maltrato animal, el cual queremos tratar correctamente desde el nivel constitucional.

 

Es decir, se habla derecho de los animales, pero a nivel a nivel constitucional queremos plantear que además de que haya protección animal, se incentive la dignidad humana, pues ésta la constriñe al ciudadano a la protección de los animales y no propiamente un derecho intrínseco del propio animal.

 

Vamos por ese tipo de precisiones a nivel constitucional, ya las estamos habiendo en las iniciativas del PVEM, a fin de dejar muy claro el concepto, para después llevarlo a la ley y a su reglamento. Todo esto es trabajo que ya viene impulsado en la ciudad el diputado Jesús Sesma.

 

En ese sentido, el PVEM y sus aliados quieren construir, como lo propuso el presidente Venustiano Carranza, en el Constituyente de 1917, instituciones sabias y justas, y para eso vamos a dar una dura batalla.

 

Publicado originalmente el 11 octubre de 2016 en: 

http://lasillarota.com/proyecto-de-constitucion-de-cdmx-catalogo-de-buenas-intenciones#.V_5--Ul0yM8