Luces y sombras de la Constitución de la Ciudad de México

 

 

 

 

Noticieros Televisa
Fuente: Noticieros Televisa
30. Sep. 2016

CIUDAD DE MÉXICO, México, sep. 30, 2016.- El proyecto de la Constitución de la Ciudad de México parece ser lo más cercano a un documento secreto, que para algunos especialistas tiene aspectos irrealizables e inconsistencias que la mayoría de los ciudadanos no conocen.

 

El pasado 15 de septiembre se instaló la Asamblea Constituyente para redactar la primera Constitución Política de la Ciudad de México que nace de la Reforma Política; el documento tiene que ser aprobado el próximo 31 de enero para que entre en vigor en septiembre de 2017.

 

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, presentó el proyecto de Constitución que contiene 76 artículos y 21 transitorios.   

 

Joaquín López-Dóriga moderó el debate #ConstituciónCdMxSí, #ConstituciónCdMxNo en 'Si me Dicen no Vengo'; a favor o en contra del proyecto de Constitución para la Ciudad de México.

 

A favor

 

Manuel Granados, consejero Jurídico del Gobierno de la Ciudad de México, dijo que "el proyecto de Constitución fue redactado por un grupo plural, amplio, de ciudadanas y ciudadanos que tienen una trayectoria en cada uno de los temas".

 

Este proyecto "fue respaldado por más de 480 mil personas a través de change.org que esto le da una visión, también, con un respaldo diferente, distinto", detalló.

 

Señaló que la "propuesta que se logra en la administración del doctor, Miguel Ángel Mancera, y que contiene, efectivamente, muchos rubros que hoy la ciudadanía pide: transparencia, rendición de cuentas, combate a la corrupción, protección al medio ambiente, revocación de mandato, lo que tiene que ver también con esquemas muy claros de los procesos judiciales de generar condiciones de mayor accesibilidad, combatir justamente lo que hoy vemos que es lamentable, la impunidad".  

 

Bruno Bichir, diputado de Morena en la Asamblea Constituyente, expresó que "necesitamos una Constitución".

 

"Me parece que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos tiene una buena base en todo lo social... ese es su carácter de principios, por lo tanto pensaríamos que tendría que ser una Constitución vanguardista, liberal, progresista y evidentemente social".

 

Aseguró que sí "muchas inconsistencias, encontramos huecos... y algunas ambigüedades en el proyecto que presentó el jefe de Gobierno, nos parece una base interesante para trabajar en ella, pero habrá que debatir".

 

Miguel Carbonell, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, dijo que en el proyecto hay "luces y sombras".

 

Expuso que "tiene cosas buenas, tiene cosas atendibles, da cuenta de lo que se ha avanzado en la capital de la República en derechos humanos, aquí hay temas que la gente siente como propios y respecto los cuales la mayoría no estaría de acuerdo en dar macha atrás".

 

En cuanto a la redacción del texto mencionó que es un tema debatible desde el punto de vista técnico, no es claro, "hace falta afinar la técnica legislativa, hace falta que sea un lenguaje más comprensible aunque se mencione la exposición de motivos creo que el proyecto no lo logra".

 

Uno de los puntos positivos es constitucionalizar la Ley 3 de 3 como lo propuso el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, "esto es muy bueno, esto es algo que la ciudadanía le pidió a los legisladores federales", quienes lo asumieron en parte.   

 

En contra

 

Ernesto Cordero, diputado Constituyente y senador de la República, reconoció tener serias dudas sobre el proyecto, "pensamos que una Constitución debe ser breve, concisa, debe ser una norma que sea aplicable y debe ser consistente con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos".

 

"Me parece que todas estas cosas faltan en el proyecto que presentó el jefe de Gobierno". Agregó que requiere una "cirugía mayor" por no ser precisa, clara, aplicable y con muchas inconsistencias.

 

Raúl Cervantes, diputado priísta de la Asamblea Constituyente, advirtió que "este proyecto es hiperreglado, ¿qué quiere decir esto? Que hay demasiadas reglas en un nivel de Constitución, lo que hace muy lejano a la gente para que se entienda".

 

Subrayó que "un elemento substancial de la Constitución, y más de la Constitución del Siglo XXI, es que tenemos que acercarlo a la gente, que sea entendible y que por lo tanto sea eficaz y funcional para la Ciudad de México".

 

Alejandro Encinas, diputado de la Asamblea Constituyente y senador con licencia, indicó que es un proyecto muy "heterodoxo y qué bueno que genere esta polémica porque se buscaba hacer una provocación que saque de la clandestinidad justamente la discusión en torno a la Constitución de la ciudad".

 

Dijo que hay una visión distinta a las Constituciones tradicionales porque ésta "busca ser garantista, garantizar los derechos. El eje rector de la Constitución no son las autoridades no son los políticos, es la ciudad y sus habitantes en donde el eje rector deben de ser los derechos plenos que deben ejercer los habitantes, incluso los transeúntes... para que tengan garantías en el ejercicio de sus derechos".

Publicado originalmente en: 

http://www.newslocker.com/es-mx/region/ciudad-de-mexico/luces-y-sombras-de-la-constitucin-de-la-ciudad-de-mxico-noticieros-televisa/view/