Frente a campañas huecas, un voto informado*

 

 

 

 

Jacqueline Peschard Mariscal

@_VotoInformado

 

 

 

 

La campaña política de los candidatos a diputados federales que arrancó al inicio del mes de abril no sólo ha invadido sin misericordia nuestro espacio de comunicación pública, sino que lo ha recargado de mensajes huecos y carentes de sentido, que agreden a la inteligencia ciudadana.

 

Cuando no se trata de campañas negativas, centradas en ataques mutuos por actos corrupción, son spots con ritmos o frases pegadoras que sólo apuestan al recordatorio del tono o color con el que se identifican. Cero propuestas y nada de compromisos. ¿Será que partidos y candidatos juran que los electores son ignorantes o ingenuos?

 

Si a esta campaña invasiva y sin planteamientos le sumamos los 40 días de precampaña que estuvieron marcados por el mismo tipo de promocionales, entenderemos lo urgente que es elevar el nivel de exigencia de los ciudadanos sobre los candidatos que buscan nuestro voto a través de los tiempos en radio y televisión que el Estado les otorga por ley.

 

La mejor manera de obligarlos a ser más responsables frente al electorado es demandar información sustantiva sobre los diferentes temas de política pública o sobre sus posicionamientos frente a asuntos públicos controversiales.

 

Conocer la oferta político-electoral; tener información sobre quiénes son los candidatos, qué piensan sobre los diversos asuntos que están en el centro del debate público; qué propuestas tienen no sólo como eventuales diseñadores de leyes y reformas, sino como agentes de la deliberación sobre los problemas que nos aquejan, es parte del objetivo del proyecto Voto Informado, elaborado por  la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

 

Voto Informado es una plataforma informática para que los distintos candidatos a diputados federales de mayoría respondan a un cuestionario sobre temas claves de diferentes áreas de la vida social, desde económicos, educativos, de medio ambiente, de justicia, de derechos humanos, de democracia, cultura política, o estado de derecho. Temas todos que están en el centro de las grandes preocupaciones que tenemos hoy los mexicanos.

 

Detrás de este sitio de internet, hay un trabajo no sólo técnico e informático, sino de elaboración cuidadosa de las preguntas de la encuesta, con base en metodologías probadas de opinión pública, que fueron sometidas a la prueba de expertos. Huelga decir, que el proyecto implicó una fuerte interlocución con las dirigencias de los diez partidos políticos registrados para buscar su colaboración, a fin de hacer viable el ejercicio.

 

A la fecha, ya han respondido el cuestionario 1084 candidatos a diputado federal y faltan por hacerlo 1580 aspirantes más.

 

A partir de las respuestas a la encuesta, el sitio de internet (www.votoinformado.unam.mx) permite que cualquier ciudadano  exprese sus opiniones y comentarios a los candidatos de manera anónima. Es decir, el proyecto ofrece un espacio ágil de comunicación entre los aspirantes a diputado y los electores. El mecanismo de interlocución está listo, la pelota está en la cancha de candidatos y ciudadanos.

 

Los partidos políticos y los candidatos son los que tienen, en primer lugar, la responsabilidad de proporcionar la información necesaria sobre sus propuestas de campaña, porque son ellos quienes buscan el voto. Para que dicha información cumpla su cometido de servir para orientar la decisión del elector, debe de ser accesible, capaz de ser contrastada y comparada, pues solamente así puede servir para nutrir un voto informado y para estimular la participación política, particularmente hoy que existe gran desencanto frente a la política.

 

De acuerdo con la más reciente encuesta de Mitofsky, hay mucha desinformación, pues sólo 27% de la población sabe que el próximo 7 de junio habrá elecciones. Además, todos los partidos políticos, tienen una mala valoración de los electores, es decir, hay inconformidad con la política.

 

El antídoto para campañas vacías de contenido es un voto razonado que no puede ser sino un voto bien documentado, basado en información precisa y directa sobre los candidatos que los comprometa. Sin duda, hay electores alineados a cierta ideología o a un partido político en particular, y ellos votan en consecuencia, pero cada vez más hay un voto de opinión que se decide en función de la oferta política específica, es decir, que se inclina frente a la propuesta más convincente, mejor formulada y más sensible a las necesidades de los diferentes sectores de la población.

 

La disposición de los candidatos independientes o de partido a responder al cuestionario y a recibir comentarios y opiniones de los ciudadanos interesados habrá de inyectar contenido y  significado al proceso electoral y podrá reforzar el involucramiento de la ciudadanía con la vida política porque los candidatos estarán menos preocupados por la exposición mediática y más atentos a las demandas e intereses de la población.

 

Si convenimos que las elecciones son mecanismos institucionales que no sólo contribuyen a la renovación democrática de los poderes públicos, sino que ofrecen cauces pacíficos para el debate de una pluralidad de corrientes de opinión, una iniciativa para registrar mayor información sobre la oferta política como Voto Informado es relevante.

 

Que la información sobre los posicionamientos de los candidatos a diputados federales frente a los grandes problemas nacionales esté al alcance de cualquiera que se tome unos minutos frente a internet para reaccionar ante ellos, permitirá al final tener un panorama de las promesas y compromisos de quienes habrán de conformar la próxima legislatura. La información recabada generará una base de datos que podrá analizarse, contrastarse y servir para vigilar el trabajo de los futuros legisladores, verificando si existe congruencia con lo declarado en la encuesta de Voto Informado.

 

La credibilidad no es algo que se gane de una vez y para siempre, requiere de un esfuerzo de renovación constante para eliminar los incentivos perversos que fomentan la desconfianza y que hoy están a la orden del día. Los ciudadanos también son responsables de allegarse de la información necesaria para normar su decisión en las urnas.

 

* Artículo originalmente publicado en La Silla Rota el 22 de abril de 2016, en http://lasillarota.com/frente-a-campanas-huecas-un-voto-informado/Jacqueline-Peschard-Mariscal#.VyJOhyHDa1s