“Es necesario definir bien qué es una política de internacionalización. Cualquier agenda internacional debe tener como prioridad mejorar la calidad de vida de los ciudadanos del D.F.”

 

 

Mta. Tanya Müller García
Secretaria de Medio Ambiente
Gobierno del Distrito Federal
Entrevista del 25-09-2014

 

 

 

 

 

 

 

 

Buena tardes Tanya. Le agradecemos mucho que haya aceptado esta entrevista. Nos podría dar su nombre completo y cargo, por favor.

 

Ingeniera Tanya Muller García, Secretaria de Medio Ambiente de la Ciudad de México.

 

Muchas gracias Tanya. Una de las primeras preguntas que queremos hacer en el marco de este proceso de diálogos para una ciudad global, es ¿Cómo entiende la internacionalización de una ciudad como la Ciudad de México, y qué cree que aportan las relaciones internacionales a la Ciudad de México?

 

En primer lugar, la Ciudad de México es una megaciudad. Algo muy importante hoy en día es que justamente porque sabemos y tenemos todas estas herramientas de la comunicación es que el proceso de internacionalización es fundamental. ¿Por qué? Número uno, en una mega Ciudad como es la Ciudad de  México hay una serie de políticas económicas, sociales y ambientales que se pueden compartir como experiencias exitosas en otras ciudades. ¿Cuál es la importancia de esto? Porque sabemos que en el corto y mediano plazo el crecimiento de la ciudades continuará, y de aquí al 2030 más del 70% de la población a  nivel mundial estará en una ciudad. Entonces, las ciudades somos una gran oportunidad de casos de éxito que podemos compartir, y justamente esta internacionalización nos permite compartir experiencias de éxito en todos los temas que son, sin duda alguna, fundamentales para un desarrollo urbano sustentable de las ciudades, y que nos permitan realmente brindarle una calidad de vida a nuestros ciudadanos, a nuestros habitantes. Por ello creo que sí es fundamental que desde la Ciudad de México, que se ha posicionado en temas importantes a nivel internacional como el tema ambiental, como el tema social, de equidad, podamos compartir esas experiencias y aprender también de lo que está sucediendo no sólo en la región latinoamericana, sino a nivel internacional sobre lo que son las buenas prácticas en todo lo que es un tema transversal de los gobiernos.

 

¿Con qué ciudades y qué regiones la Ciudad de México tendría que estar teniendo una mayor vinculación de carácter internacional?

 

Dependiendo de los temas. Es realmente en los casos de éxito que podemos no sólo compartir, por ejemplo, en el tema de la calidad de aire: la Ciudad de México está incorporada a la plataforma internacional “AIRNow”, que es norteamericana, pero que comparte su base de datos con más de 80 ciudades, que nos permite compartir en tiempo real la calidad del aire de la ciudades. También si hablamos de “Ecobici” que es el sistema de bicicleta pública que a partir de 2015 será el 4º más grande a nivel internacional y uno de los primeros en términos de uso de viajes. Nos han venido a visitar de Bogotá, Colombia, de Boston, de diferentes ciudades para aprender cómo funciona nuestro sistema como sistema de transporte con el que  hemos integrado la bicicleta a nuestra política pública de transporte sustentable.

En el tema de lo que son las políticas públicas sociales, sin duda alguna, ha habido un gran impacto en todos los programas sociales de inclusión que tiene la Ciudad de México que llegan hasta ciudades de países como China.

 

En temas de seguridad ha habido un intercambio muy importante con la región europea compartiendo las  experiencias de estas ciudades en temas de seguridad pública.

 

Esto es justamente lo que nos permiten las relaciones internacionales: el poder compartir experiencias en  todos los ámbitos que interfieren en un buen gobierno y que justamente hoy en día con la tecnología que tenemos - estamos en una de las eras de mayor innovación en términos tecnológicos, científicos -, nos permite compartir estas experiencias en tiempo real a través de teleconferencias. Esto es algo muy importante para las ciudades porque nos permite avanzar y aprender más rápido lo que se ha hecho bien en las ciudades y lo que no ha resultado tan bien y poder aprender de esas experiencias; avanzar más rápido en los programas, en las acciones y en la política pública que tenemos que seguir desarrollando para tener cada vez ciudades más humanas.

 

En ese sentido, ¿Con qué actores tendría que vincularse para seguirse fortaleciendo la Ciudad de México? Hablo de redes de ciudades, embajadas, universidades, empresas, etc.  ¿Con qué actores  hay que fortalecer la relación?

 

Sin duda un gobierno integral se vincula con la academia, con la inversión privada, con los centros de investigación, con el mismo sector público de su ciudad y país, pero también a nivel internacional. Unos casos concretos desde mi propio ámbito: en este año hemos firmado memorándums de entendimiento importantes con la Escuela de Salud Pública de Harvard para ver justamente la relación entre la calidad del aire y la salud pública; con el Instituto Marron de la Universidad de Nueva York, para hacer y compartir un análisis de datos duros, técnicos, de los filtros que tenemos en la Ciudad de México. Es decir, todo un tema de compartir las experiencias que tenemos y de lo que se ha hecho en este sentido con la academia con estos dos institutos en Norteamérica.

Por otro lado, sin duda alguna, a nivel regional latinoamericano también hay muchas experiencias que compartir. Tenemos una vinculación muy cercana con la red latinoamericana. Está el caso de Bogotá, donde tendremos una visita importante para enseñarles a nuestra contrapartes de la Ciudad de Bogotá cómo es que iniciamos el sistema de monitoreo de calidad del aire de la Ciudad de México, cómo es que hemos ido avanzando, y poder hacer toda una capacitación y compartir experiencias que tiene la Ciudad. Sin duda alguna, en todos los temas hay temas de intercambio.

En el tema de biodiversidad están los zoológicos. La Ciudad de México tiene tres importantes zoológicos y vemos que ahora no son sólo un espacio donde uno puede conocer la biodiversidad nacional e internacional que se tiene, sino también son centros de conservación donde la Ciudad está dentro del programa binacional de conservación del lobo mexicano, el cual ha tenido logros muy importantes; donde se reconoció el éxito de la Ciudad y donde hemos tenido el nacimiento de los primeros lobeznos a través de inseminación artificial. Todo esto se da a través de la cooperación y las relaciones internacionales que establecemos las ciudades con  nuestras  contrapartes. Sin  duda  alguna, no  podríamos obtener estos resultados  como  Ciudad  si  no tuviéramos vínculos internacionales que son fundamentales en el tema científico, en la cooperación económica, social y ambiental.

 

¿Cuáles son las acciones específicas y los aciertos que desde el sector ambiental ha tenido en esta internacionalización? Hablando un poco de esas lecciones aprendidas, ¿Qué podrían aprender los  otros sectores y la propia coordinación de asuntos internacionales de la experiencia que ustedes han tenido en el tema de doble estrategia internacional en materia ambiental? ¿Cuáles son las fortalezas de su política? Por ejemplo, la participación en redes de ciudades que han tenido, el hecho de que ya es parte del grupo de asesoras en materia de cambio climático.

 

Sin duda alguna el poder intercambiar información, el estar al día en qué está pasando no sólo en el propio país y en la región sino en las otras regiones a nivel internacional, es una fortaleza que nos permite intercambiar información, intercambiar conocimiento y en este sentido fortalecer una parte fundamental que tenemos los gobiernos de la ciudades que es el desarrollo y la implantación de las políticas públicas para  enfrentar los retos.

En la Ciudad de México tenemos desde el punto de vista ambiental tres retos fundamentales que están interrelacionados: el cambio climático que son acciones o emisiones locales que tenemos en  nuestras ciudades pero que afectan a nivel global. Por otro parte, la calidad del aire que está relacionado con el cambio climático y, por supuesto, la movilidad. La movilidad no sólo relacionada a la calidad de vida que se tiene en una ciudad, sino también como un tema de emisiones a través de cómo uno se transportan los vehículos y demás. En ese sentido, es importante el intercambio internacional que tiene la Ciudad de México con las ciudades para estudiar las políticas públicas que han implementado. Por ejemplo, Los Ángeles que enfrenta retos similares en cuanto a temas de calidad del aire; las políticas públicas que han implementado han sido cruciales para la Ciudad de México. El poder evaluar e intercambiar toda esta serie de experiencias nos permite tomar decisiones mucho más acertadas y eficientes e implementar una política pública más eficaz  que realmente logre cumplir con nuestros objetivos.

También tenemos una parte importante de educación ambiental a través de programas ambientales que maneja la Secretaría de Medio Ambiente y que buscan la experiencia que ha tenido en ese sentido la Ciudad de México. Doy dos ejemplos concretos: el mercado de trueque que es una experiencia interesante, en donde cada mes se establece el mercado de trueque en alguna de las 16 delegaciones que tenemos; la ciudadanía lleva sus residuos en un ejercicio de separación mucho más fina de los residuos inorgánicos, en donde tienen que separar en PEP, aluminio, vidrio, cartón. Este es un reto que New York, uno pensaría que ya tienen superado el reto de la separación de la basura y todo lo contrario, tienen una generación de residuos muy  similar a la de la Ciudad de México. Para la ciudadanía a pesar de todos los programas que se tienen, todavía es un reto la separación de los residuos y justamente estos programas ciudadanos son los que podemos compartir con Nueva York, en donde permean estos programas educativos para un manejo responsable de manejo de los residuos que no es un tema menor a nivel internacional, el buen manejo y una disposición responsable de los residuos.

Sin duda alguna el ámbito internacional, global, en el que nos encontramos, no sólo nos permite conocer buenas políticas públicas, también nos permite como Ciudad exportar buenas programas, acciones y políticas públicas que estamos implementando.

 

Hablaba de las políticas públicas eficaces, ¿Qué haría falta para fortalecer y hacer sostenible en el  tiempo la acción internacional de la Ciudad de México como Gobierno? ¿Qué habría que generar: un marco institucional, una ley o una mejor coordinación? Nos puede comentar un poco de lo que implica a nivel de gestión pública fortalecer la acción internacional de Gobierno desde la experiencia misma que ha tenido en la Secretaría.

 

Lo reitero, como estamos en una época de innovación tecnología y cada vez más las noticias viajan de manera inmediata, por ejemplo, a través de las redes sociales que nos permiten conocer qué está sucediendo a nivel internacional en todos los temas que interesan a una ciudad; ésto formalizado a través de una coordinación, de una estructura de relaciones internacionales, sin duda alguna, nos permite formalizar los  lazos que requerimos todas las dependencias de un gobierno para potencializar nuestra política pública con los casos de éxito que se están dando a nivel internacional. Más que una ley, creo que son las estructuras y los compromisos que tenemos en las ciudades locales. En ese sentido va creciendo la interrelación y la red  de ciudades que tienen intercambios. ¿Por qué? Porque las ciudades están creciendo, tenemos a necesidad de tener diálogo y contacto directo con las ciudades a nivel internacional. ¿Por qué? Porque aquí es donde se está concentrando la mayor población a nivel internacional, a nivel global, y justamente los retos que enfrentamos de infraestructura, de movilidad, de residuos, de agua, de ofrecer una buena calidad de vida a todos lo que están llegando a la Ciudad, es lo que nos obliga a tener este contacto, esta relación, esta comunicación y estos vínculos formales a través de una estrategia muy clara que tienen las ciudades.

Hoy en día es imposible pensar en el Gobierno de una Ciudad, ya sea de 24 mil habitantes o de 20 millones, como es la zona metropolitana de la Ciudad de México, sin que tenga un área estratégica de relaciones internacionales.

 

En ese sentido, ¿Ve viable la posibilidad de generar un plan estratégico para orientar estas relaciones internacionales de la Ciudad?

 

No sólo viable sino necesario porque es justamente lo que nos permite ser mucho más eficientes a los gobiernos; tener diálogos e intercambio de experiencias.

 

¿Imagina la posibilidad de crear un espacio formal donde haya intercambio de experiencias y esta  interacción entre los distintos actores que hacen parte de la acción internación de la Ciudad de México? ¿Un espacio donde esté el Gobierno y otros sectores como el sector privado, el sector académico, la sociedad civil? ¿Ve factible esta posibilidad?

 

Lo veo factible. Si vemos las experiencias que nosotros hemos tenido en la Ciudad de México, el intercambio que hemos tenido con distintas ciudades, vemos que una parte importante del desarrollo de las ciudades se produce cuando en una mesa está sentada la parte privada, la academia, el sector público y cuando tienes las experiencias internacionales sobre los temas: qué está sucediendo a nivel internacional y qué puede cada ciudad incorporar dentro de sus acciones y su política pública para dar mejores resultados. El poder estar en una mesa a nivel internacional con actores internacionales, con la academia, con el sector privado, con el  sector público, creo que es fundamental.

 

¿En qué temas debería el Gobierno de la Ciudad de México impulsar las relaciones internacionales?

 

En todos los temas. Estoy convencida de que las relaciones internacionales fortalecen la política pública de una ciudad. En el caso ambiental, el tema de una movilidad sustentable, es decir, la movilidad no motorizada y los avances que hemos visto en ciudades europeas; tenemos claro que no somos una ciudad europea, pero la política pública que aquellos han implementado, es lo que les ha permitido a estas ciudades contar con  altos porcentajes de movilidad no motorizada; son prácticas y experiencias que nosotros podemos incorporar adecuado a nuestras condiciones. En temas de calidad del aire, que es una prioridad de esta administración, el intercambio de información que tenemos con ciudades no sólo de la región, sino también con ciudades que han tenido un avance importante desde la generación de sus datos duros y cómo han transformado esa generación de datos duros en políticas públicas, para la Ciudad de México es muy rico y nos permite ver que vamos en la dirección correcta para atender estos retos.

 

Respecto a las regiones, nos ha hablado de las ciudades europeas, de Bogotá, de América latina. ¿En qué regiones concentraría la actividad internacional de la Ciudad de México?

 

Yo concentraría las relaciones internacionales; por una parte, en la región latinoamericana porque tenemos condiciones similares y una idiosincrasia que nos permite poder intercambiar e implementar una serie de políticas públicas adecuadas a nuestra condición. Por otra parte, yo no dejaría a un lado las prácticas que se están realizando en Norteamérica que son importantes en términos de espacio público. Europa en el tema de movilidad es una de las regiones más avanzadas con la tecnología más limpia en el tema de transporte público limpio.

Esa es la gran ventaja de poder aprovechar lo que está sucediendo a nivel internacional en los temas que son de interés para la Ciudad de México; que se ha definido como una capital social, una capital incluyente, una capital de equidad, y para poder dar esos resultados, que mejor que aprender y ver qué está sucediendo a nivel internacional, y qué es lo que ha dado los mejores resultados.

 

¿Cuáles son las fortalezas y las debilidades que ve en el caso de la Ciudad de México en materia internacional?

 

A nivel internacional una de las fortalezas que tenemos es la política pública que se ha implementado en la administración del Dr. Miguel Ángel Mancera, que nos permite poder exportar y presentar todo lo que estamos haciendo de avanzada. La Ciudad de México es de las primeras ciudades que utilizó los BRT híbridos a nivel internacional; somos de las ciudades a nivel latinoamericano e incluso internacional, que estamos  monitoreando el carbono negro: un tema fundamental en lo que es calidad del aire y cambio climático.

 

¿Qué debilidades diría yo que enfrentamos como Ciudad? La percepción que se a veces se tiene a nivel internacional de lo que puede generar una ciudad latinoamericana. Todavía existe esa percepción y se sorprenden de que tengamos políticas públicas, acciones y programas de avanzada como los que tenemos. La debilidad está o persiste en poder comunicar todo lo que estamos haciendo y poder posicionar de una manera más fuerte y agresiva lo que está sucediendo en la Ciudad de México, y que somos una referencia en la política pública que lleva la Ciudad en todos los sentidos.

 

¿Cuáles serían los retos y desafíos que vería para una mejor internacionalización de la Ciudad de México?

 

El reto como en todos los temas de gobierno siempre es la comunicación: el poder comunicar de una manera eficaz qué estamos haciendo, hacia dónde vamos, qué queremos lograr, cómo lo estamos llevando a cabo y cuáles son las políticas públicas que estamos implementando. Para ser una Ciudad más competitiva, más sustentable, más equitativa; el reto que tenemos es la comunicación eficaz en ese sentido.

 

¿Qué podríamos hacer desde el Gobierno para responder ese reto?

 

Me parece que una estrategia internacional con los medios de comunicación, con la información estructurada de cada una de las dependencias que integramos el Gobierno, será fundamental para dar a conocer lo que estamos haciendo en la Ciudad.

 

¿Cuáles podrían ser los aportes de una secretaría tan importante como la Secretaría de Medio Ambiente a esto?

 

Las políticas públicas que hemos implementado en temas para impulsar la movilidad sustentable como es el uso de la bicicleta y la integración que hemos hecho del uso de la bicicleta al sistema de transporte público,  es único. El éxito que ha tenido nuestro sistema de transporte público es uno de los mayores a nivel internacional. Nuestro programa de acción climática 2014-2020 que tiene una visión de género es algo novedoso y que sorprende a nivel internacional. El que hayamos tomado la decisión en la Ciudad de unir el tema de cambio climático con calidad del aire, son discusiones que todavía se están llevando a cabo en muchas ciudades europeas y norteamericanas y que nosotros ya hemos tomado esa decisión.

 

Reitero el poder comunicar toda la política pública; los programas educativos, de monitoreo, de políticas en transporte sustentable, en recuperación de espacios públicos como son nuestros bosques, los programas de conservación que tenemos en nuestros zoológicos, el cómo está afrontando los retos ambientales hacia un desarrollo urbano sustentable, vale la pena informar y comunicar todo lo que hace la Ciudad de México, siendo una mega Ciudad.

 

¿Qué fotografía o imagen tomaría de la Ciudad de México para hablar de ésta como una ciudad global sustentable?

 

El bosque de Chapultepec porque es más grande que Central Park - cosa que pocos saben -, es uno de los bosques urbanos más grandes de Latinoamérica y un espacio público por excelencia, no sólo de la Ciudad, sino del País.